Una familia necesitó $119.757 en agosto para no ser pobre, informó el Indec

Una familia necesitó $119.757 en agosto para no ser pobre, informó el Indec

Los datos que difundió el organismo reflejan el encarecimiento del costo de vida y el impacto en los ingresos de los argentinos de las subas en alimentos, indumentaria y el transporte, principalmente.

De acuerdo con el ente estadístico oficial, el valor de la canasta básica total, que considera un conjunto de alimentos, bienes y servicios, y se utiliza para definir la línea de la pobreza, se encareció un 7,6% el mes pasado, cifra que supera a la inflación promedio del mes (7%) que había informado el Indec.

De esta forma, una familia tipo de cuatro integrantes (dos adultos y dos menores) necesitó un ingreso $8459 superior al de julio para evitar la pobreza.

En la evolución interanual, el costo de la canasta básica total (CBT) registra un alza del 75,2%, variación que se ubica tres puntos porcentuales por debajo de la inflación interanual (78,5%) que estimó el Indec. En términos absolutos, la canasta en 12 meses se encareció en $51.398.

El informe del Indec también ubicó en $52.990 el ingreso mínimo que ese hogar tipo de cuatro integrantes necesitó en agosto para evitar ser considerada indigente, es decir, que no reúne un ingreso mínimo para poder sobrevivir.

La cifra surge del valor que el organismo estadístico asignó a la canasta básica alimentaria (CBA), que se define a partir del costo de un conjunto de alimentos y bebidas básicas (carne, verduras, lácteos, panificados, harinas, condimentos, café, yerba, entre otros) mínimos para la subsistencia.

De acuerdo con los datos oficiales, esta canasta se encareció en agosto un 7,1%, la misma variación que tuvo la categoría alimentos y bebidas en el informe de inflación. En términos absolutos, el alza en el umbral de la indigencia en agosto fue de $3524.

La aceleración de la inflación en 2022, que cerrará con valores récord desde 1992, también se refleja en el encarecimiento de la CBA en términos interanuales. Según el Indec, su costo superó a la inflación promedio y se incrementó en un 81,4%, apenas por encima de la suba en la categoría alimentos y bebidas que estimó el Indec en los últimos 12 meses (8%).

De esta forma, una familia de cuatro integrantes necesitó en agosto de este año un ingreso adicional de $23.777 respecto de igual mes de 2021 para no ser considerada indigente.

La Nación