Las hijas del Coco Basile denuncian que su madre murió por “terrorismo sanitario”

Las hijas del Coco Basile denuncian que su madre murió por “terrorismo sanitario”

Natacha y Sabrina aclararon que la muerte de su madre fue producto del “abandono” de los médicos durante la pandemia y al cambio de medicación luego de que la droga que le habían recetado dejara de llegar al país.

El mundo del fútbol se conmocionó el jueves por la tarde con la muerte de la esposa de Alfio Coco Basile, Nilda Cuqui Chiangaglini, su compañera de toda la vida y madre de sus tres hijos, Alfio, Natacha y Sabrina.

La noticia se conoció a través de un mensaje de condolencias de Racing, institución muy vinculada afectivamente al exfutbolista e histórico DT de la Selección Argentina y las primeras informaciones surgidas desde el entorno del propio entrenador afirmaban que su esposa había fallecido por complicaciones de un cuadro de coronavirus.

Sin embargo, en las últimas horas, sus hijas Sabrina y Natacha salieron a aclarar con mucha bronca en las redes que la causa de la muerte de su madre había sido como una EPOC, una enfermedad pulmonar crónica. Y denunciaron que la salud de su madre se agravó por el «abandono» que sufrió desde el comienzo de la pandemia del Covid.

«A mi madre la abandonaron como a todo el mundo el año pasado, que solo atendían Covid. Además que dejaron de importar la droga alemana que ella tomaba para su enfermedad. La reemplazaron por una nacional que agravó su cuadro. No nos dejan velarla por estos protocolos de mierda», denunció Natacha.

Y advirtió: «Se hará justicia. A mi madre no la van a utilizar para su terrorismo sanitario. No fueron 100.000 muertos. Son muchos más por abandono de persona, suicidios, problemas psiquiátricos, etcétera… Lo pagarán médicos, periodistas, gobernantes y todos los que no nos dejaron despedir a nuestros seres queridos».

«Observé , escuché y vi cosas en la clínica que rozan el delito. Te quieren meter covid a toda costa. Algunos médicos, no todos, son inhumanos para no llamarlos mierdas», terminó diciendo Natacha.

Sabrina, su hermana, coincidió con Natacha en el dolor y la indignación. «Mi mamá murió por Epoc porque todo el año pasado y este el neumonólogo la atendió por teléfono, y la medicación que tomaba, que provenía del exterior, no ingresó más al país», señaló con bronca.

Clarín